Sunday, July 16, 2006

Información PROYECTO LA ALDEA

La Aldea así es hoy. Un proyecto de vida ambientalA sólo doce minutos de Medellín, en la que quizás sea la última esquina descontaminada del Valle de Aburrá, justo en el pie de monte de la Reserva Romeral, en La Estrella, empezaron los trabajos para la fundación de La Aldea, el primer parque ecológico residencial del país.
-->

Tendrá vivero agroecológico, tienda, agencia y visitas guiadas.

Ochenta familias apuestan a una vida sana en convivencia.

Será el primer parque ecológico residencial con sostenibilidad.PorLilliana Vélez de RestrepoLa EstrellaA sólo doce minutos de Medellín, en la que quizás sea la última esquina descontaminada del Valle de Aburrá, justo en el pie de monte de la Reserva Romeral, en La Estrella, empezaron los trabajos para la fundación de La Aldea, el primer parque ecológico residencial del país.Se trata de un proyecto de vida liderado por Ana Catalina Velilla y Santiago Correa, al que ya le apostaron 45 familias antioqueñas que sueñan con vivir sanamente en un entorno ecológico y que tiene claro su compromiso con el medio ambiente.Un total de 80 lotes, en 10 hectáreas de terreno, de las cuales seis hectáreas serán zonas comunes, se desarrolla este proyecto que ya empezó con el respaldo de un equipo interdisciplinario: los arquitectos Dora Luz Echeverría Ramírez y Javier Álvarez; el paisajismos de Álvaro Calonje; la aplicación armónica del feng shui de Juan Diego García; el diseño urbano de Guillermo Beltrán y Ligia Tobón, y José Velásquez como director de obra."Se trata de un proyecto asociativo sin democracia en el que priman los principios de una ecoaldea, es decir, lo espiritual, lo ambiental y lo social", explica Ana Catalina Velilla.Una de las características de La Aldea, que estará terminada para 2007, es que las casas rescatarán la tradición del bahareque, material natural, de buena energía y sismorresistente, explicaron los arquitectos. "Esto permitirá, a la vez, la recuperación de formas, texturas y colores que, en este caso, serán minerales naturales", precisó Dora Luz Echeverría.La Aldea contará con paisajismo general e individual, calentador solar de agua, jardines productivos, más de 500 árboles frutales, plantas aromáticas, hortalizas, caballerizas, huertas orgánicas, un kilómetro y medio de sendero para trotar, teatro al aire libre, capilla de culto, sala para conferencias, charcos y quebradas.Así mismo cuenta con "Casa Antigua", restaurada para reuniones familiares, con chimenea, patio con bar-BQ y con un espacio para taller de manualidades y pintura, y otro para carpintería.SostenibilidadPara ayudar a la sostenibilidad de la copropiedad, La Aldea contará con cuatro empresas propias. Un vivero agroecológico con énfasis en alimentación; una tienda ecológica en una zona comercial; una agencia de ventas y arrendamientos para asegurar el perfil de los copropietarios; y un programa de visitas guiadas ya que esta es una urbanización pedagógica.Caballos, pesca deportiva y lombricultura también harán parte del proyecto, así como el campo para el Kyudo (la vía del arco), para practicar con arco.En la zona de servicios comerciales aledaña esperan contar, a mediano plazo, con un spa de sanación y un centro médico bioenergético. También habrá un minimercado con los productos limpios que se cultiven al interior del conjunto y cuya venta contribuirá también a la sostenibilidad."Este es el principio de una tendencia de vida sana y armónica con el entorno y la naturaleza", precisa Juan Diego García, el especialista en feng shui. De paso aclaró que la armonía comienza consigo mismo y no depende de la ubicación de los objetos regida por un simple capricho. "Lo importante es la actitud ante la vida, ante el otro y el entorno".La Aldea, que contará con su planta de tratamiento de aguas residuales y zona de reciclaje, es un verdadero ejemplo de quienes le apuestan a la protección del medio ambiente.
Ayuda al lector
Un proyecto con extensionesComo verdaderos quijotes se puede calificar a los socios que hacen parte del proyecto ecológico La Aldea. Su visión ambientalista los ha llevado a la creación de la Fundación Romeral Tierra Sagrada, que tiene como meta ayudar a preservar esta esquina del Valle de Aburrá, tan próxima a los límites de la reserva natural Romeral. "Sabemos de la importancia de esta reserva de Corantioquia y nuestra meta es colaborar con su preservación", anotó Santiago Correa.Además, adelantan un proceso de socialización con los vecinos para que, juntos, se multiplique la conciencia ambiental, como ya ocurrió en el barrio El Cerrito.m ( El Colombiano jueves 15 de Junio 2006 )